Jr. Retiro 346 Urb. Tahuantinsuyo Cusco - Perú
Telf.:(51) 84 235931 - 236202 - Fax:(51) 84 225552
Centro Guaman Poma de Ayala - 30 años con el Cusco

Comisión de Vivienda realizará audiencia pública en Cusco: con el objetivo de brindar información para acceder a una vivienda digna, la Comisión presidida por el congresista Marco Falconí Picardo realizará una audiencia pública descentralizada y una feria informativa en Cusco, en coordinación con el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, el 20 de enero, a las 8:30 a.m.

En la actividad participará el Ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Ing. René Cornejo, quien expondrá las “Políticas públicas de vivienda rural, urbana y servicios básicos de saneamiento”. Mientras que el Viceministro de Saneamiento, Ing. Enrique Juscamaita, explicará el “Procedimiento para el acceso de servicios de agua y desagüe” y el Viceministro de Vivienda y Urbanismo, Arq. Miguel Romero, hablará sobre el “Acceso a la propiedad y a los programas de financiamiento de vivienda”.

El Centro de Convenciones del Cusco será el recinto que albergará a los Presidentes Regionales y Alcaldes Provinciales y Distritales de Cusco, Apurímac, Huancavelica, Madre de Dios y Puno; así como autoridades y representantes de las principales instituciones  de la sociedad civil y organizaciones de base, invitados para que expongan sus problemas y buscar alternativas de solución.

Paralelamente, en el patio del Centro de Convenciones se realizará “La Feria de la Vivienda”, donde los visitantes encontrarán a funcionarios de Cofopri, del programa “Agua para todos”, “Mi Vivienda”, “Nuestro crédito”, “Techo propio”, Banco de materiales, Sencico, Programa integral de mejoramiento de barrios y pueblos entre otros, que les ayudarán a resolver sus dudas y entregarán material informativo para que puedan realizar sus trámites de formalización.

Ambas actividades serán inauguradas por el Ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Ing. René Cornejo, y el Presidente de la Comisión de Vivienda y Construcción del Congreso, Dr. Marco Falconí. También participarán los parlamentarios que integran la Comisión de Vivienda del Congreso, atendiendo las inquietudes de los asistentes.

Descarga en PDF el Programa_Audiencia_Cusco haciendo click acá

Inscripción de participantes al email scaldas@congreso.gob.pe

Información y fotografía proporcionada por: Víctor Vega Paz

En el año 2010, el Centro Guaman Poma de Cusco produjo una serie de reportajes audiovisuales, que bajo el título de “Historia de los Barrios Tradicionales del Cusco”, buscan hacernos conocer parte del pasado y el presente de los cuatro sectores que forman parte del Centro Histórico del Cusco. Tal vez así, se entienda mejor la importancia de preservar nuestra ciudad y la historia que la precede.

Introducción:


Guión técnico – Introducción:

VIDEO

AUDIO

Tomas de saqsayhuaman

Mapa de puma

Incas

Qoricancha

Saqsayhuaman

Kenko

Tambomachay

Dibujos GPA

Dibujo

Plano de las parroquias del Cusco

Iglesias de Santa ana

San Cristóbal

San blas

San Sebastián

Catedral

Dibujo

TITULO

El Cusco incaico, centro administrativo y religioso del imperio, estaba ubicado entre los ríos Tullumayu y Saphy y su población estuvo formada principalmente por la nobleza incaica y por el aparato administrativo y religioso.

En la capital del Tawantinsuyo se encontraba el majestuoso templo del Qorikancha e innumerables lugares de culto a sus divinidades, como Saqsaywaman, K´enko, Tambomachay, así como huacas y adoratorios que se ubicaban circundantes a la  ciudad.

Desde la llegada de los españoles, en 1534, la ciudad inca es trastocada. Los hispanos levantan sobre las edificaciones y calles incaicas una nueva ciudad bajo la advocación de “Nuestra Señora de la Concepción”. Los nobles incas y sus familias son expulsados de sus palacios y los españoles inician el reparto de solares para edificar iglesias, edificios públicos y viviendas.

Las órdenes religiosas no tardan en llegar a las nuevas tierras conquistadas. Así, a finales de 1550 se establecen en Cusco las tres primeras órdenes religiosas: San Francisco, Santo Domingo y La Merced, que tenían la misión de predicar y administrar los sacramentos a los indígenas de la ciudad.

En 1559, el Licenciado Polo de Ondegardo es el encargado de crear parroquias en los sectores más densamente poblados por indios para que estos fuesen adoctrinados en la nueva fe. Así funda  las parroquias de Santa Ana, en el barrio de Carmenca, en la parte septentrional de la ciudad; de San Cristóbal, en la ermita de Colcampata, levantada por don Cristóbal Paullo Inca; de San Blas, en el barrio de Tococachi, en la parte oriental; la de Cachipampa con título de San Sebastián o de los Mártires, a media legua de la ciudad, en la parte meridional y camino del Collasuyo. La Parroquia Matriz, por su parte, correspondía a los vecinos feudatarios españoles y se desplegaba en torno a la Catedral, que fue empezada a construir  en 1560.

El objetivo principal del establecimiento de las parroquias fue controlar a la población y, a la vez, impartir la religión cristiana. En cada parroquia, se levantó una iglesia donde el sacerdote administraba los sacramentos a los feligreses. Se llevaban libros donde se empadronaba a los nuevos cristianos con actas de bautizos, matrimonios y defunciones. Cada parroquia o cabildo debía también organizar la elección de sus autoridades comunales el día de su fiesta patronal. De este modo, las parroquias se convirtieron en el núcleo desde donde el poder, la organización social y la cultura se desarrollaban y recreaban. Con el tiempo, cuatro de las parroquias de indios, San Cristóbal, San Blas, Santa y San Pedro, se convirtieron en barrios del centro histórico del Cusco.

BARRIOS TRADICIONALES DEL CUSCO

Barrio  de San Blas:


Guión – segmento San Blas:

AUDIO

Toqocachi, cuyo significado es “cueva de sal”, fue el nombre del barrio de San Blas en tiempo de los incas. En este sector de la ciudad vivía gente de pueblo dedicada sobre todo a la agricultura y artesanía.

Toqocachi fue el asiento de dos importantes ayllus, el Hatun Ayllu y el Cápac Ayllu. El barrio tenía como características la abundancia de agua, que afloraba de manantiales; un excelente microclima; y una ubicación estratégica. En efecto, gracias a la elevación del terreno, desde Toqocachi se podía observar todo el valle de Cusco.

En Toccocachi fueron encontrados los cuerpos de tres emperadores, entre ellos el del inca Pachachutec. Dicen varios cronistas que este gran inca hizo construir en un sitio llamado Patallacta un lugar especial para sus restos. Este lugar no sería otro que Quenco, donde fue colocado el cuerpo del inca cuando este murió.

Para otros cronistas, los restos de Pachacutec descansaron en el mismo Tococachi, en el santuario donde sentado en una litera reposaba el ídolo de oro del dios del Trueno, el Intiillapa,

Orgulloso de su estirpe incaica, San Blas exhibe hasta el presente restos de andenes trabajados con enormes bloques de piedra, visibles sobre todo en la calle Tandapata, la más larga de todo el barrio.

Algunas calles, como la cuesta de San Blas y la misma Tandapata, formaban parte del camino al Antisuyo. Otras, como Atoqsayk’uchi, Chiwanpata y Recoleta, al parecer formaban parte de caminos secundarios.

Tras la llegada de los españoles, en el antiguo barrio incaico de Tococcachi, habitaban 1136 indios según un empadronamiento que hizo el visitador Sancho Verdugo. Aquí se erigió una iglesia que tuvo como patrón al obispo mártir que hoy sigue dando su nombre al tradicional barrio.

¿Quién fue este santo cuyo nombre, pero no su historia, hoy todos conocemos? Nacido a fines del siglo III de nuestra era, en una familia acaudalada de la actual Capadocia, en Turquía, Blas de Sebaste fue un médico que se consagró como obispo siendo muy joven. Se cuenta que curaba de manera milagrosa a personas y animales. Cuando llegó a Sebaste la última persecución de los romanos contra los cristianos, el Gobernador lo mandó decapitar en el año 316.

Un santo mártir, un santo de la lucha y la persecución, parecía un candidato apropiado para nombrar una iglesia en una época de conflicto y violencia. Su nombre estaba asociado a la resistencia y a la lucha por la fe cristiana, precisamente lo que era necesario en los primeros años de la imposición del cristianismo en las tierras  conquistadas.

La parroquia de San Blas estaba ubicada al inicio del Camino Real al Antisuyo. En términos de extensión era la más importante de la ciudad. Limitaba con la Parroquia Matriz, la de la Catedral, y con las parroquias de San Cristóbal y San Sebastián. La congregación encargada de este templo fue la de Santo Domingo y el primer alcalde de San Blas fue Don Felipe Inga.

El templo primigenio fue destruido por el terremoto de 1650. El que existe en la actualidad fue levantado gracias al esfuerzo de los sucesivos párrocos.

A fines del siglo XVII, el obispo Manuel Mollinedo y Angulo, mecenas del Cusco colonial, mandó tallar el célebre púlpito que los especialistas en arte consideran la obra más excelsa que produjeron los maestros tallistas del Perú virreinal. De autor desconocido, el púlpito ha sido atribuido a diversos artistas, entre ellos a Juan Tomás Tuyru Tupac, Diego Martínez de Oviedo, autor del altar mayor de la Compañía de Jesús, o a Diego Arias de la Cerda, responsable del coro de la Catedral.

El púlpito, de gran abundancia ornamental, es la obra suprema de toda la carpintería artística del Cusco colonial. Labrado en cedro, tiene tres partes: la base, el antepecho y el dosel. Ocho bustos humanos, que simbolizan a los herejes, parecen sostener todo el púlpito. En el antepecho, destacan nichos con las imágenes de los cuatro evangelistas y, entre ellos, la de la Virgen Inmaculada sobre nubes y amorcillos. La imagen del patrón de la iglesia, San Blas, aparece entre tallada entre el antepecho y el dosel. En este último, destacan las imágenes de los doctores de la iglesia. Remata esta gran tribuna la imagen del Redentor con una cruz en una mano. Dice la tradición finalmente que la calavera que está en el dosel pertenecería al artista que talló esta obra maestra.

Otra tradición cuenta que un afamado ebanista de Huamanga fue llamado al Cusco por el obispo para que trabajase algunos retablos en el convento de Santo Domingo. La víspera de su partida, el maestro tallador soñó con la Santísima Virgen que llevaba un rosario en la mano derecha y le decía: “Si quieres sanar de la lepra, búscame en el Cusco”. El artista, en efecto, había contraído este terrible mal en uno de sus viajes, pero todavía podía esconder de los demás su enfermedad. En el Cusco estuvo trabajando en el encargo del obispo hasta que su mal avanzó tanto que tuvo que vendarse parte de la cara. Los frailes dominicos, temerosos del contagio, le ordenaron al ebanista que buscase alojamiento fuera del convento. Una lluviosa mañana estuvo tocando de puerta en puerta sin que nadie quisiera cederle un rincón hasta que de pronto decidió entrar a rezar a una modesta capillita que quedaba en la parroquia de San Blas, cerca del peñón conocido como Mesa Redonda. Allí, en el altar, el maestro tallador descubrió con asombro la imagen de la virgen que se le había aparecido en sueños. “¡Cúrame, madre misericordiosa!” –exclamó el ebanista y cayó de rodillas. Al instante, del rosario de la imagen sagrada empezaron a caer pétalos de rosas que borraron todo rastro de la enfermedad. Conocido el portento, la imagen milagrosa fue traslada al templo de San Blas y venerada como la Virgen del Buen Suceso. Cuatro años dedicó luego el artista a tallar el púlpito que lleva la imagen de esta virgen en su antepecho.

El templo de San Blas guarda entre sus muros una invalorable riqueza pictórica y escultórica. Ostenta, además, valiosos retablos de artística composición y finos dorados.

El 2 de julio de 1670, en la iglesia de San Blas, se produce la milagrosa aparición de Nuestra Señora del Rosario. Desde entonces, los sambleños celebran su fiesta parroquial en esta fecha, venerando la imagen milagrosa, conocida ahora como Virgen del Buen Suceso.

“Mi nombre es Gaspar de la Cuba Maldonado. Doce años que soy cura de esta parroquia de San Blas. Por encargo de su Ilustrísima, don Manuel de Mollinedo y Angulo, tengo que hacer una relación de mi curato contando en primer lugar cuántos indios y españoles viven en él. Son cuatro los ayllus que viven en mi parroquia: Collana, Urincozco, Hatun Ayllu Incacona y Capac. En total, entre varones, mujeres y niños, son casi seiscientos indios. A estos se suman doscientos cincuenta españoles, algunos de los cuales viven en casas propias y otros, en arrendadas.

Las casas de la parroquia, las más, son modestas construcciones de adobe, pero realzadas con portadas de piedra y balcones, ventanas y balaustradas con una singular decoración. Los patios son pequeños y están rodeados de galerías, lo que les da cierto encanto. Por lo demás, abundan las huertas con árboles frutales debido a un clima más benigno que en otras partes de la ciudad.

Si algo he de mencionar al señor obispo en mi relación es la caprichosa topografía de la parroquia. Esto obliga a que las viviendas se acomoden en estrechas callejas o trepando por tortuosas cuestas, no existiendo ninguna calle que se parezca a otra.

Algunas calles de San Blas encuentran su nombre en el idioma quechua. Por ejemplo, Chiwanpata significa “donde sopla el viento”; Tandapata, “donde se discute la repartición del agua”. Choquechaka, que significa “Puente de Oro”, debe su nombre a que era el enlace con la zona donde, según la mitología popular, los tesoros incas estaban ocultos en cavernas y socavones. De manera semejante, P’asñapakana quiere decir “donde se lleva a esconder a las jóvenes”.

Una callecita lleva el curioso nombre de Siete Angelitos. En ella, un observador meticuloso descubrirá, en las tejas del alero de una casa, las imágenes de seres celestiales. En Siete Diablitos, en cambio, una pareja de paseantes verá como la calle se va estrechando poco a poco, como una sutil invitación a un abrazo o quizá, ¡Dios nos libre!, a algo más.

Hace unas semanas hemos celebrado la fiesta parroquial y para ello he mandado a dorar el retablo de Nuestra Señora del Buen Suceso. Y para la procesión del Corpus Christi he adquirido los ornamentos que toda la ciudad ha podido admirar en las andas de nuestro patrón San Blas… Es todo cuanto voy a informar a su ilustrísima, don Manuel de Mollinedo…”

A inicios del siglo XX se realizaron algunas modificaciones en el barrio: se eliminó las graderías en la Cuesta de San Blas y Chiwanpata, se construyeron  veredas laterales sobre las pistas y se eliminó también las acequias laterales de Tandapata.

Difícil precisar en qué momento San Blas se convirtió en el barrio por antonomasia de los artesanos cuzqueños: imagineros, sastres, zapateros, hojalateros, herreros y demás artesanos. Hay dinastías, como la de los Mendívil, que se remontan a más de un siglo atrás. El representante más famoso de este clan fue don Nicolás Góngora, quien vivió el siglo pasado y esculpió las imágenes de santos que hasta ahora se veneran en muchas de las iglesias de distintas provincias del Cuzco. Eran famosos, sobre todo, sus patrones Santiago, por lo que el artista recibía encargos incluso de los departamentos vecinos.

Numerosos imagineros sambleños, en especial de Chiwampata y Canchipata, se dedicaban a modelar con sus manos imágenes sagradas y también, cosa curiosa, a fabricar pequeños juguetes con las imágenes de los distintos santos que desfilan por la plaza principal de la ciudad en la fiesta del Corpus Christi. Estos juguetitos se vendían sobre todo en el Santurantikuy o compra de santos, la tradicional feria navideña que se realiza en Cusco el 24 de diciembre de cada año.

En san Blas existían numerosas picanterías donde los artesanos a eso de las tres de la tarde pedían su entrada por sólo cinco centavos: un plato de pellejo de chancho, habas y papas acompañado de un vaso de chicha. La costumbre de los sambleños era comer tales entradas en varias picanterías hasta quedar satisfechos y luego ir a alguna de las también numerosas teterías del barrio para tomar el famoso té piteado o te con pisco, mientras se conversaba y cantaba. El té con doble ración de pisco recibía el apelativo de “macho”; con tres copas, de “remacho” y con cinco copas, de “duérmete macho”.

Una de las últimas picanterías en cerrar sus puertas fue la famosa K’ak’achayoc en la calle Suytucato, que debía su nombre a un afloramiento rocoso que se observa en el lugar. Las teterías, que eran numerosas en la cuesta de San Blas y en la plaza, han sido reemplazadas por las tiendas de souvenirs para los numerosos turistas que llegan al barrio.

Otra antigua costumbre que tiene lugar en el barrio de San Blas es la representación de la Adoración de los Reyes Magos, uno de los pocos autos sacramentales que sobrevive en el Perú. Es, además, la representación más duradera, pues se escenifica sin interrupción desde su estreno, en 1915.

Entre 1992 y 1993, durante la gestión de Daniel Estrada, la Municipalidad del Cusco remodeló algunas calles y plazuelas del barrio y construyó la fuente que ahora se aprecia en la plaza principal.

San Blas, uno de los cuatro barrios del Centro Histórico, se convirtió en el barrio más característico de la ciudad y actualmente cada vez son más las personas que llegan a la ciudad y disfrutan de su particular encanto.

Barrio de San Cristóbal:


Guión – segmento San Cristóbal:

AUDIO

Al norte del Cusco incaico, a los pies de Sacsayhuamán, se encuentra el palacio de Qolqanpata, cuya construcción se atribuye al legendario Manco Capac, fundador del imperio inca y de la dinastía de los Urin Qosqo.

“En mi lengua, el runasimi o quechua,  Qolqanpata  o Qolpapata significa lugar donde hay depósitos. Todo este barrio, desde el río Saphy hasta Sapantiana, está tratado con andenerías porque son tierras del Sol.

Aquí, delante de estos muros, se realizan fiestas agrícolas, especialmente en tiempos de siembra y de cosecha.

Este palacio (señala los muros con nichos) fue levantado por el gran inca Pachacutec y entregado a Chima Panaca, la Panaca de Manco Capac, el fundador del Cusco sagrado.

Muy cerca de aquí se encuentra el canal de Viroypacha y a su lado está la huaca de Sapantiana, una roca labrada que está en el cauce del río que nace en Sacsayhuamán y que a partir de este lugar es conocido como el Tullumayo.”

Podemos decir que la transformación del Cusco incaico en el Cusco colonial se inició en el actual barrio de San Cristóbal, ya que el reparto de solares entre los conquistadores españoles empezó justamente por la parte alta de la ciudad, en las actuales calles de Huaynapata y Tecsecocha.

El palacio de Qolqanpata pasó a ser propiedad de Cristóbal Paullo Inca, quien lo recibió por los servicios que prestó a la corona española. Paullo Inca fue uno de los primeros nobles incas en ser bautizado. Recibió el nombre de su padrino de bautizo, el Comisionado “Cristóbal” Vaca de Castro. Por devoción al santo de su nombre, Paullo fundó una ermita en la plaza frontal del palacio de Qolqanpata, que años después, en 1560, fue erigida como parroquia de indios bajo la advocación de San Cristóbal. Se dice que los restos de Paullo Inca yacen debajo del presbiterio de la iglesia.

La parroquia de San Cristóbal contaba con una iglesia, una plaza en su parte frontal, calles y terrenos que guardaban la traza urbanística Inca. Colindaba por un lado con la parroquia de San Blas y por el otro con la de Santa Ana. Su jurisdicción abarcaba, hacia su parte posterior, hasta el pueblo de Chinchero, siendo su primer alcalde Don Alonso Tito Atauchi en 1559.

Algunos nombres de las calles del barrio tienen su origen en sucesos que se pierden en el tiempo y han adquirido contornos de leyenda. Así, cuentan, por ejemplo, que en la casa que estaba en la esquina de las calles Purgatorio y Huaynapata vivía una vieja “de malas pulgas, cascarrabias, camorrista y difamadora”. Tras su muerte, empezó a correr el rumor que el alma de la vieja penaba. De hecho, los vecinos oían golpear sus puertas a media noche y escuchaban una voz extraña y dolorida que clamaba perdón y helaba la sangre en las venas.

Aprovechando estos sucesos, Colmenares, hijo de la difunta y alcabalero del barrio, se vestía con una túnica negra y un antifaz que imitaba una calavera y, sujetando una olla con trapos enmantecados que ardían, salía después de las nueve de la noche sobre zancos de madera y con una caja en la que decía: “Una limosna para las almas del purgatorio”. Tal era el miedo que sentían los escasos transeúntes que de inmediato echaban monedas en la alcancía. Contento con el negocio, Colmenares se limitó en adelante a pintar una calavera sobre huesos cruzados en la esquina de su casa, colgando debajo la alcancía para que los asustados vecinos depositaran sus monedas. Fue así como la gente no tardó en llamar “Calle del Purgatorio” a este angosto callejón..

La cuesta de la Amargura debería su nombre a que por allí se hacía rodar las piedras que se sacaban de Sacsayhuamán para emplearlas en la construcción de la catedral. Los indios que se encargaban de esta dura labor muchas veces sufrían accidentes y por eso le habrían puesto a la calle el nombre de “Mucchuicata”, que traducido al español significa Cuesta de la Amargura.

La calle Palacio debería su nombre a que las “viejas trotatemplos” de la época colonial acostumbraban llamar “Palacio” a la casa contigua al seminario de San Antonio Abad, en la que residían los obispos rectores del seminario. Pero el nombre que los indios daban a la misma calle fue el de “Ñucchu-calle” porque en los días de “solemnidad religiosa” los seminaristas esperaban al rector con un bonete rojo con borla que se parecía la flor del Ñucchu.

En 1650, un fuerte terremoto destruyó buena parte de las iglesias y casas del Cusco.  El templo del barrio de San Cristóbal no fue la excepción. La iglesia que actualmente vemos fue edificada en las décadas posteriores al terremoto. Es un templo de adobe, obra del arquitecto indio Marcos Uscamayta, La única torre del templo, en cambio, es de piedra y fue mandada a construir por el obispo Manuel de Mollinedo y Ángulo, el gran mecenas del Cusco colonial, El frontal de plata del altar mayor también fue donado por el obispo Mollinedo  y muestra su escudo en la parte central.

La fiesta más importante del Cusco colonial era el Corpus Christi. La imagen de San Cristóbal, el patrón de la parroquia, participaba en la fiesta junto con santos y vírgenes de otras parroquias de la ciudad. En la famosa serie de lienzos que representan esta festividad, un noble descendiente de incas, don Carlos Huayna Cápac Inca, encabeza la comitiva de los fieles de la parroquia. Detrás de la imagen avanza otro descendiente de la nobleza incaica, don Baltazar Tupa Puma, que en la época tenía el cargo de portaestandartes real de Su Majestad.

Por la misma época en que fue pintado este cuadro, el párroco de San Cristóbal no era otro que Juan Espinoza Medrano, el Lunarejo, autor del celebrado “Apologético a favor de Luis de Góngora y Argote”. Espinoza Medrano fue estudiante del seminario de San Antonio Abad y de la Universidad de San Antonio y alcanzó fama en todo el virreinato por sus sermones en quechua y castellano y por ser autor de autos sacramentales como “El rapto de Proserpina.”

Cuenta el cronista Diego de Esquivel y Navia que en 1703 un fraile dominico con fama de en extremo piadoso, Juan Tadeo Gonzales, vio en la cumbre del cerro Sacsayhuamán a un grupo de diablos de figura espantosa que bailaban y saltaban. Esta fue razón para que el arcediano de la catedral celebrara una misa al pie de la cruz que corona ese cerro para así exorcizar a esos demonios.

Hasta mediados del siglo XX, las parroquias se mantuvieron conforme habían sido organizadas en el periodo colonial. En ese momento ocurrió un cambio importante: las parroquias de los arrabales de la ciudad -San Blas, San Cristóbal, Santa Ana y San Pedro- quedaron convertidas en barrios del Centro Histórico y pasaron a formar parte de la Municipalidad del Cusco.

Durante la república, el barrio mantuvo dos sectores socialmente diferenciados: la parte oriental (de Pumacurcu), de marcado ambiente indígena; y la parte occidental, donde se ubicaban los notables de la ciudad.

En la primera mitad del siglo XX, el Palacio de Qolqanpata fue propiedad de la familia Lomellini, una de las más acaudaladas de la ciudad.

Con viejos balconcillos, barandales y azoteas que le dan un aspecto pintoresco y una vista que domina toda la parte sur del Cusco, el barrio ya ha definido sus calles principales: la Cuesta de la Amargura y las calles de San Cristóbal, Arco Iris y Pumacurcu.

Como otros barrios del centro histórico, San Cristóbal permanece fiel a sus tradiciones. Una de las más antiguas y de mayor colorido es sin duda el Corpus Chisti del barrio, como se aprecia en estas imágenes de los años cincuenta del pasado siglo XX.

Barrio de San Pedro:


Guión – segmento San Pedro:

AUDIO

En tiempos anteriores a los incas, la zona del barrio de San Pedro  probablemente fue ocupada por los K´illke y los Chanapata.

Varios siglos después, los incas dominaron este sector y construyeron andenes y el puente de Chaquillchaca sobre el río Sipaspuquio (hoy puente Almudena). Por esta zona pasaba, asimismo, el Camino Real o Qapaq Ñan que conducía al Contisuyo y que dividía al Cusco incaico en dos sectores: Hanan o parte alta  y Hurin o parte baja. De este camino aún quedan como muestra el muro de la calle Santa Clara sobre el que se encuentra el Colegio Nacional de Ciencias y algunas paredes de la calle Hospital.

La historia de San Pedro empieza con la fundación del Hospital General de Naturales, cuya primera piedra fue colocada el 13 de julio de 1556, siendo Corregidor de Cusco el Capitán Garcilaso de la Vega. Este hospital para la población indígena era considerado el más importante del Perú. Contaba con 300 camas y gozaba de muchos beneficios y de buena renta, ya que atendía a muchos indígenas enfermos provenientes de todo el sur andino.

En la época en que fue edificado el Hospital de Naturales, la zona en la que estaba ubicado pertenecía a dos parroquias distintas, la de Belén y la de Santa Ana. La parroquia del Hospital de Naturales, conocida más tarde como parroquia de San Pedro, fue creada a raíz de los problemas que surgieron entre los indios Cañaris y Chachapoyas de Santa Ana y las panacas de Uscamayta y Hahauinin de Belén.

En esta parroquia también se construyó el templo de Santa Clara en terrenos cedidos en 1603 por el cabildo de la ciudad en el lugar conocido como la Alameda. Según el cronista Diego de Esquivel y Navia, el 30 de abril de 1622 las monjas clarisas se trasladaron a su nuevo monasterio dejando la casa que ocupaban en la plaza de las Nazarenas.

Al frente de este monasterio, con licencia otorgada en 1690, se construyó el colegio franciscano de San Buenaventura, sobre el andén que da a la calle Santa Clara y a la plaza de San Francisco.

El mapa más antiguo del Cusco muestra que a inicios del siglo XVII ya existían las principales calles de la parroquia de San Pedro, entre ellas Santa Clara, Nueva Baja, Calle Nueva, Calle Nueva Alta, calle de la Avenida o Llocllacalle. También existía el barrio de la calle Hospital ubicado en el antiguo Camino Real, el barrio de Umanchata o Matadero, donde probablemente funcionó un camal para el sacrificio del ganado, y el barrio de Chaquillchaca, que estaba cruzando el puente que llevaba el mismo nombre. En este último barrio posteriormente se construyó el templo de la Almudena.

El puente de Chaquillchaca fue usado tal cual lo dejaron los incas hasta el siglo XVII. En esa época fue rebautizado como puente Almudena, aunque también era llamado puente de los Barbones. Este puente es el único sobreviviente de los 43 que tenía la ciudad.

El terremoto de 1650 ocasionó muchos daños en las edificaciones de la parroquia. Si bien la iglesia de Santa Clara fue una de las que mejor resistió el sismo, no ocurrió lo mismo con el convento, que sufrió muchos daños en su primer claustro. Esto obligó a las religiosas a dormir en galpones levantados en los corrales y huertos.

El Hospital de Naturales, por su parte, se vino casi todo al suelo, incluidas la capilla mayor y la iglesia. Los enfermos, por lo mismo, tuvieron que ser trasladados a los ambientes destinados a los religiosos que tenían a su cargo el hospital.

La actual iglesia de San Pedro, levantada en reemplazo de la iglesia del Hospital de Naturales, se empezó a construir en 1688, utilizando piedras de andenes incaicos que existían en el cerro Picchu. Las obras fueron costeadas por el cura de la parroquia, don Andrés de Mollinedo, sobrino del obispo Manuel de Mollinedo y Angulo. Este templo recibió a sus primeros feligreses en 1699. Un retrato de este obispo, el gran mecenas del Cusco colonial, se conserva en la sacristía del templo.

En la parroquia del Hospital de Naturales había cuatro cofradías, las que además de organizar y financiar las fiestas religiosas, aportaban con limosnas y donaciones para el bienestar de sus integrantes y de la parroquia.

Las cofradías participaban activamente de las festividades religiosas más importantes de la época colonial, como la Semana Santa, el Corpus Christi y la fiesta patronal de la Purificación de Nuestra Señora. Para ello, el cabildo de la parroquia elegía a los responsables de los arreglos del anda, del personal de seguridad, de los cargadores, de la construcción de altares, de la música, danzas y demás arreglos.

Hacia fines del siglo XIX, la gente empezó a llamar al barrio San Pedro en lugar de parroquia de los Naturales porque lo identificaban por el nombre de su iglesia más que por el nombre original de la parroquia.

En el puente de la Almudena, también a fines del siglo XIX, se hicieron los primeros cambios en sus estribos. En 1930 se reforzó su estructura con fierro y cemento para permitir el paso de vehículos. En el año 2003, finalmente, se agregaron los dos arcos que flanquean al original para darle fluidez al tránsito vehicular por la avenida Ejército.

“Soy una de las casonas del barrio de San Pedro. A lo largo de los siglos he acogido a tantas familias que casi no recuerdo a ninguna de ellas. Son muy claros, mis recuerdos, en cambio, sobre cómo era la calle Santa Clara, donde fui construida.

Recuerdo, por ejemplo, que hacia 1925 parte del convento de Santa Clara fue destruida para dejar espacio para la construcción del mercado de la ciudad. Antes, he escuchado decir a las personas que me usaban de vivienda, la mismísima Plaza de Armas, primero, y luego la Plaza San Francisco eran utilizadas como mercadillos algunos días de la semana.

Dicen que el mercado fue construido cuando don Manuel Silvestre Frisancho era alcalde de la ciudad. A mí, la verdad, esa construcción de gran tamaño, con ese techo de calamina sostenido por delgadas columnas, al comienzo no me gustaba mucho, pero con el tiempo me fui acostumbrando a verla. En cambio esa calle que apareció al costado del mercado, donde las monjas de Santa Clara construyeron muchas tiendas, siempre me gustó.

Por la misma época en que edificaron el mercado, más exactamente en 1924, la paz del barrio fue rota por la estación de ferrocarril de San Pedro. ¡Vaya ruido que desde entonces metían esos trenes cuando partían a Machu Picchu y Santa Ana! Y lo mismo de noche, cuando llegaban de esos lejanos lugares que dicen que están en la montaña.

¡Algo que nunca podré olvidar es el terremoto del 21 de mayo de 1950! ¡Qué tal susto! Nunca me había remecido tanto. Cuando por fin la tierra dejó de temblar, me di cuenta que algunas de mis paredes se habían rajado. ¡De milagro no me vine abajo!

En cambio, los templos de Santa Clara y San Pedro, así como la estación ferroviaria de San Pedro y el Colegio de Ciencias sí que sufrieron severos daños. El que peor lo pasó fue el local del colegio, que quedó tan dañado que al poco tiempo vi cómo era demolido y en su lugar levantaban el edificio que ahora vemos. ¡Qué pena me dio! Todavía recuerdo cuando en 1825 el libertador Simón Bolivar creó este colegio con el nombre de Colegio Nacional de Ciencias, Artes y Oficios sobre el antiguo colegio franciscano de San Buenaventura. De lunes a viernes, por las mañanas, llegaban algunos estudiantes montados en sus dóciles burros. Por eso a los ciencianos empezaron a llamarlos “burros”, ¡vaya gracia!

En los años posteriores al terremoto, el barrio siguió cambiando. Cada vez era mayor el movimiento comercial, la cantidad de vehículos y de gente que circulaba delante de mi fachada. Hasta que un día escuché la terrible noticia: los herederos de don José Gabriel Cosio, uno de mis últimos propietarios conocido en toda la ciudad por su trabajo intelectual y sus libros, decidieron venderme a una persona que me veía como si fuera una ruma de adobes y piedras. Y esta persona decidió demolerme para construir esa edificación sin ninguna gracia que ahora ven. Sí, hace varias décadas que he dejado de existir, pero todavía no puedo librarme de mis recuerdos…”

Entre los años 70 y 90, el comercio ambulatorio en la zona de San Pedro creció de manera incontrolable. Casi diez mil comerciantes llegaron a ocupar quince manzanas del barrio entre el Arco de Santa Clara, la estación de San Pedro, la calle General Buendía, las avenidas Ejército y Grau, así como las calles Lechugal, Tecte y Concebidayocc. Fue tal la explosión del comercio informal que la avenida Ejército, habilitada para descongestionar el tránsito vehicular a finales de los años 70, fue ocupada en poco tiempo por los comerciantes.

El renacimiento del barrio de San Pedro se empezó a gestar en los años 90. El matadero o camal de Umanchata fue demolido por el alcalde Daniel Estrada Pérez debido a los malos olores y a los desechos sólidos y líquidos que generaba. En su lugar, se construyó un complejo deportivo y se realizó la mejora de las calles aledañas, como Umanchata, Qheswa y otras.

La erradicación del comercio ambulatorio y proyectos impulsados por la Municipalidad de Cusco con apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, así como por el Centro Guaman Poma de Ayala fueron el comienzo de una nueva etapa para San Pedro. Los comerciantes asentados alrededor del mercado de Ccascaparo y en calles aledañas fueron reubicados en diferentes centros comerciales. Se remodeló la calle Túpac Amaru, convirtiéndola en un amplio paseo peatonal para los vecinos y visitantes. La construcción de la plazoleta de San Pedro le ha permitido a la ciudad ganar un espacio para las ferias gastronómicas, de artesanía, de salud y otras, y para destacar la calidad arquitectónica del templo de San Pedro.

Hoy todo respira aires de rehabilitación y cultura viva y su gente ha vuelto a sonreír y a sentirse orgullosa de vivir en este histórico barrio.

Barrio de Santa Ana:


Guión – segmento Santa Ana:

AUDIO

Al noroeste de la ciudad, en su parte más elevada, se encuentra ubicado Santa Ana, uno de los barrios más antiguos del Cusco. Su historia se inicia aproximadamente 700 años antes de Cristo cuando este sector fue ocupado por los Chanapata. Los estudios arqueológicos han hallado numerosos ceramios y muestras líticas de este período.

Durante la época incaica, Chanapata pasó a llamarse Carmenca. Aquí vivían ayllus dedicados sobre todo a una intensa producción agrícola. Muestra de esta labor es el sistema de andenes que se puede apreciar actualmente en la esquina de Arcorpata. La población de Carmenca estuvo conformada por nativos incas y un gran número de Cañaris y Chachapoyas. Estas etnias guerreras, procedentes de lo que actualmente es Ecuador y del norte de nuestro país, fueron trasladadas a este sector por Túpac Inca Yupanqui y Huayna Cápac. Cañaris y Chachapoyas, según el cronista Martín de Murúa, formaban parte de la guardia personal del inca.

El 14 de noviembre de 1533, los españoles hacen su ingreso a la capital incaica por el cerro Carmenca. Desde allí inician su descenso hacia el valle del Cusco por el callejón que hoy se conoce como calle de la Conquista. Una vez que tomaron posesión del Cusco, Carmenca fue repartido en parte entre los peninsulares, siendo privilegiados con terrenos los más connotados soldados que participaron en la conquista, entre ellos Juan de Betanzos y Diego de Silva. Carmenca fue el primer sector donde se construyeron las nuevas viviendas y se comenzó a implantar la nueva cultura, pero siguió siendo principalmente una parroquia de indios.

En 1560, los españoles mandan a erigir la iglesia y crean la parroquia bajo la advocación de la “Gloriosa Santa Ana”. Desde entonces, esta parroquia fue considerada el punto de entrada al Cusco, pasando a ser “cabeza” de la ciudad porque era el primer lugar al que llegaba el viajero que venía de Lima.

En la plazuela de la parroquia existió una gran cruz de madera, que desapareció misteriosamente. Esta llevaba grabada a cuchillo los nombres de  los conquistadores que tomaron el Cusco. Por la misma época se construyó en la empinada cuesta de acceso a la plazoleta el arco llamado de la Alcabala, donde el Cabildo Secular cobraba los impuestos.

El terremoto de 1650 destruyó gran parte de la ciudad. El templo del barrio se vino abajo y sepultó los distintos altares, la sacristía, las esculturas y otras obras de arte religioso que ahí se conservaban. Posteriormente se levantó la iglesia con las mismas características andinas que hasta hoy conserva.

“Mi nombre es Juan Zapaca Inga. Por encargo del cura de la parroquia de Santa Ana, don Juan de Herrera, he pintado una serie de lienzos que muestran nuestra fiesta del Corpus Christi. Ha sido un trabajo difícil, que me ha demandado varios años y para el que he tenido que contratar a muchos ayudantes. Sin embargo, ahora estoy muy orgulloso de los cuadros que en adelante adornarán las paredes de la iglesia. El mismo obispo, su Ilustrísima don Manuel de Mollinedo y Ángulo, ha dicho que si bien las paredes del templo son de barro, con los lienzos del Corpus Christi es como si estuvieran cubiertas de oro.”

Los cuadros que a mí más me gustan son los que muestran a los patronos de las parroquias de indios: Santiago, San Blas, San Cristóbal y el Hospital de Naturales.

El lienzo en el que más he trabajado, sin embargo, es el del Final de la Procesión. Un cacique Cañari, del ayllu Chasquero de la parroquia de Santa Ana, es el donante de este lienzo y aparece retratado en él. Por lo mismo, siguiendo su encargo, he representado en un lugar privilegiado del lienzo a la guardia de arcabuceros del corregidor, conformada como es costumbre por indios cañaris y chachapoyas de la misma parroquia.

En Santa Ana, como todo el mundo sabe, están asentados ocho ayllus de indios y los más numerosos e importantes son los de los Chachapoyas y Cañaris Chasqueros, quienes sirven de correos del rey y no pagan tributo. Según su cacique, el lienzo que mis manos han pintado servirá para recordar la alianza histórica de cañaris y chachapoyas con los españoles.

Personalmente, sin embargo, he puesto más empeño en pintar, en este mismo lienzo y en otro, el retrato de su Ilustrísima el obispo Mollinedo. Es el señor obispo el que hace que a los maestros pintores, talladores, orfebres, no nos falte trabajo últimamente y a él se debe que las iglesias de nuestro Cusco reluzcan como joyas.”

La parroquia de Santa Ana fue cambiando poco a poco. Los nombres de sus calles tomaron algunos vocablos quechuas como Uma Calle o fueron adquiriendo el nombre o apellido de españoles importantes de la zona, como el conquistador Diego de Melo, que dio nombre a la calle que ahora se conoce como Meloc. Dice una tradición que en esta calle se encuentra un gran tesoro y que en el lugar se ven arder grandes llamaradas de fuego. También es reconocida por la pileta de agua que está en esquina con la calle Nueva Baja.

Ya en la época republicana, Santa Ana seguía conservando ese aire que tenía en la colonia y dando fe a las historias que contaban sus vecinos, como esta que le ocurrió a una costurera…

Margarita, una costurera joven y solitaria, tenía su taller en la cuesta de Santa Ana. Como recibía gran cantidad de encargos, trabajaba sin descanso hasta la madrugada. Concentrada en su labor, no daba importancia  a las extrañas procesiones de medianoche que pasaban delante de su casa. Una noche, sin embargo, golpearon su puerta y, al abrir, Margarita, se encontró con un feligrés que le pidió guardar unas velas. “Las recogeré mañana” –explicó el desconocido.

Al amanecer, la costurera comprobó asustada que no eran velas lo que le habían dejado, sino huesos humanos. Tal fue su desconcierto que inmediatamente fue a buscar al párroco de la iglesia, quien le recomendó que en su casa pasaran la noche varias criaturas.

A medianoche pasó de nuevo la procesión, Cuando Margarita escuchó golpes en su puerta, pellizcó a los niños para que lloraran a gritos, como le había recomendado el párroco. Luego temblando abrió la puerta y al ver a un esqueleto un sudor helado le recorrió la espalda. “Tu trabajo durante la noche perturba el sueño de todos nosotros. Agradece que los niños lloran, porque de otro modo tendrías que acompañarnos en esta procesión al más allá” –le dijo el esqueleto y luego desapareció.

Desde entonces, Margarita dejó de trabajar por las noches y ninguna costurera de Santa Ana coge la aguja desde el anochecer hasta la madrugada.

No menos curiosa que la de Margarita es la historia del Niño Compadrito. Según cuenta la tradición oral, la pequeña calavera que hasta hoy se conserva en una casa de la calle Tambo de Montero pertenece a un niño que vivió en este barrio y murió en  un accidente. Sus restos, conservados en una urna, demostraron ser milagrosos y son visitados por gran número de devotos que le dan muestras de cariño. El Niño Compadrito, por su parte, se encarga de cuidar a sus fieles de  enfermedades, maleficios, espíritus malignos y ladrones.

Entre las fiestas tradicionales de la parroquia, las más importantes son el Cruz Velacuy, la Semana Santa y el Corpus Christi. Aunque los preparativos para esta última fiesta empiezan con mucha anticipación, los vecinos del barrio empiezan a vivirla cuando la imagen de Santa Ana se dirige a la catedral para participar en la colorida procesión de Corpus Christi. Tras ocho días de permanecer en el templo principal de la ciudad, Santa Ana, en hombros de sus fieles y escoltada por sus mayordomos, regresa a su templo.

Con la misma devoción se celebra el tradicional Corpus de Santa Ana en la iglesia del barrio. En este caso, la imagen de la madre de la virgen hace su recorrido tradicional acompañada de danzantes y creyentes en un ambiente de alegría, fe y catolicismo.

Santa Ana es considerada la patrona de las chicheras y picanteras del Cusco. En su fiesta patronal, entre el 25 y 27 de julio, se saborea el tradicional chiriuchu y la lawa de Santa Ana.

Después del terremoto de 1950, el Barrio de Santa Ana cambió su aspecto casi por completo. Varias casonas coloniales desaparecieron y desde entonces empezó un acelerado proceso de crecimiento. Con todo, Santa Ana sigue siendo un barrio tradicional cuyos vecinos se enorgullecen de su pasado y conservan vivas sus tradiciones.

Videos elaborados por Omar Machicado y la Unidad de Difusión del CGPA

Diseño de tapa: Alfredo Velarde

Video “Cusco, una ciudad saludable”



Guión del video “Cusco, una ciudad saludable”

Duración: Tres a cuatro minutos

Las imágenes del organismo del ser humano podrían ser dibujos con un poco de animación

Imagen

Sonido

Joven corriendo en campo verde, poco a poco se debilita y cae al piso ( la imagen se pone a sepia)

Cuerpo de joven se convierte en silueta, se escuchan voces pidiendo auxilio.

Dentro de la silueta aparece el sistema circulatorio, se escuchan pulsaciones con alteración. Con Zoom in entra a una vena y se desarrollan las imágenes con ríos contaminados ( río Huatanay y otros riachuelos)

La cámara se traslada al corazón enfermo y se muestran Imágenes de deterioro en el centro histórico: casonas a medio caer o derruidas, avisaje excesivo.

Pantalla en tres

Sonido de agua corriendo

OFF: Los ríos y riachuelos de l as ciudades son como el sistema circulatorio del ser humano, si están contaminados la ciudad está en peligro.

El centro histórico de una ciudad es como el corazón de un ser humano. Si se deteriora y destruye, la ciudad pierde la imagen que la hace única.

Zoom back y aparece nuevamente el joven recibiendo oxigeno por mascarilla y se convierte en silueta donde se dibuja el aparato respiratorio.

Zoom in entra en un pulmón deteriorado y se desarrollan imágenes de terrenos eriazos, losas deportivas en lugar de jardines, panorámicas que muestran todos los espacios saturados de construcciones

Sonidos de respiración agitada

Voz en off: Los bosques y áreas verdes son los pulmones de las ciudades. Si no plantamos más árboles y plantas,  la ciudad se asfixiará por la contaminación.

Zoom back y aparece nuevamente el joven siendo auscultado con estetoscopio en abdomen y se convierte en silueta donde se dibuja el aparato digestivo zoom in al estomago. Imágenes de desagües y alcantarillado en mal estado Sonidos de abdomen (regurgitaciones)

Voz en off.: El sistema de desagües y alcantarillado de una ciudad es como el sistema digestivo del ser humano. Si este sistema no funciona bien, la ciudad contamina sus ríos y riachuelos y sus fuentes de agua.

Zoom back y aparece nuevamente el joven siendo entablillado. su pierna con férulas y se convierte en silueta donde se dibuja el esqueleto. Zoom in en tibia y peroné y se muestran imágenes de calles y avenidas congestionadas y contaminadas Voz en off: Las calles y avenidas son como el esqueleto de las ciudades. Si están muy congestionadas por el tránsito vehicular, la ciudad camina muy lento y todas sus actividades se perjudican.
Cámara se traslada a cráneo y aparece el cerebro y en este se desarrollan imágenes de las municipalidades provincial y distritales Voz en off. Los gobiernos locales deben ocuparse de la planificación urbana y el acondicionamiento territorial. Son como el cerebro de una persona.
Se va a blanco y poco a poco aparece nuevamente en el mismo escenario: el joven saludable corriendo Una ciudad bien planificada, que está en armonía con el territorio que la rodea, brinda calidad de vida a sus pobladores y oportunidades de progreso.

Fotografía: Archivo CGPA

Video elaborado por Omar Machicado

Actividades facilitadas por el Centro Guaman Poma de Ayala (CGPA)

Noviembre 2011 (*)

Con fecha específica:
- Difusión:

La hora del quechua (juegos y lecciones para querer más a nuestra lengua)

Todos los domingos del año

Al frente de la Pileta Plaza de Armas del Cusco. Desde las 11 a.m.  o después del izamiento y desfile dominical

Organizan: Municipalidad Provincial del Cusco, Academia Mayor de la Lengua Quechua y Proyecto Perúsuyu del CGPA

Ingreso libre

- Escuela de Gobernabilidad:

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen GobiernoSede Canchis

Dirigido a: líderes de organizaciones sociales de los distritos de Sicuani, San Pedro, Marangani, Pitumarca, Checacupe de la Provincia de Canchis, de la provincia de Chumbivilcas, y la provincia de Espinar.

Martes 8, martes 22 y martes 29 – De 8:30 a.m. a 4:30 p.m.

Casa de la Juventud del distrito de Sicuani

Organiza: La Vicaria de Sicuani, El programa de empleo para jóvenes de Sicuani (PEJ) en coordinación con la Escuela de Gobernabilidad del CGPA

- Zona Nor Occidental (ZNO):

Taller de capacitación sobre géneros y desastres

Modera: Kathy Pozo

Miércoles 9 y jueves 10 – 6 p.m.

APV Tica Tica

- Escuela de Gobernabilidad:

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen GobiernoSede Valle Cusco

Dirigido a: líderes de organizaciones sociales de los distritos de Cusco (Zona Noroocidental, Zona Nor Este y Centro Histórico) Ccorca, Poroy, Santiago, Wanchaq, San Jerónimo y Saylla.

Jueves 10, viernes 11, jueves 17, viernes 18, jueves 24 y viernes 25 – De 4 p.m. a 8 p.m.

Sala 2 del local CGPA (Jr. Retiro 346 – Urb. Tahuantinsuyo)

Organiza: La Gerencia de Asuntos Sociales de la Municipalidad Provincial de Cusco y la Gerencia Desarrollo Social de la Municipalidad distrital de Santiago en coordinación con la Escuela de Gobernabilidad del CGPA

- Gestión Integrada de Recursos Hídricos (GIRH):

Taller de trabajo sobre Delimitación de las fajas marginales del Cusco

Dirigido: a representantes de la Plataforma GIRH Huatanay y a la Autoridad Local del Agua (ALA)

Viernes 11 – De 9 a.m. a 1 p.m.

Auditorio del CGPA

Jr. Retiro 346 – Urb. Tahuantinsuyo

- Zona Nor Occidental (ZNO):

Taller sobre Manejo de Herramientas de Gestión Organizacional

Viernes 11 – 6 p.m.

APV Tica Tica

- Zona Nor Occidental (ZNO):

Taller sobre el uso racional del agua

Modera: Edwin Cardeña

Lunes 14 – 6 p.m.

APV El Pedregal

- Capacitación / Seguridad Alimentaria (SEGAL):

Encuentro de Defensoras Comunitarias del Valle de Cusco

Lunes 14 – De 9 a.m. a 5 p.m.

Local del CGPA en San Jerónimo

Calle Sorama 81

- Zona Nor Occidental (ZNO):

Taller sobre el manejo de Residuos Sólidos

Modera: Rodolfo Aragón

Martes 15 / miércoles 23 – 6 p.m.

APV Pucyupata / APV Camino Real

- Zona Nor Occidental (ZNO):

Taller sobre Cocinas Mejoradas

Modera: Edwin Cardeña

Miércoles 16 / martes 29 – 6 p.m.

APV Camino Real / APV Pucyupata

- Zona Nor Occidental (ZNO):

Taller sobre Energías Renovables

Modera: Edwin Cardeña

Jueves 17 – 6 p.m.

APV Tica Tica

- Capacitación:

Encuentro de Jóvenes (Grupo Impulsor) del Valle del Cusco

Sábado 19 – De 5 p.m. a 8 p.m.

Auditorio del CGPA

Jr. Retiro 346 – Urb. Tahuantinsuyo

- Escuela de Gobernabilidad:

Foro sobre “Código del Consumidor y servicios turísticos”

Lunes 21 – 4 p.m.

Auditorio de la Cámara de Comercio de Cusco

Jr. Julio C. Tello C-11 – Urb. Santa Mónica

Ingreso libre

- Zona Nor Occidental (ZNO):

Taller sobre Reforzamiento de Viviendas

Modera: Daniel Castro

Martes 22 / jueves 24 – 6 p.m.

APV Pucyupata / APV Tica Tica

- Seguridad Alimentaria (SEGAL):

Marcha en Contra de la Violencia hacia la Mujer

Concentración: Viernes 25 – 9:30 a.m. –  Frontis de la DIRESA Cusco (Av. de La Cultura)

Participación libre

- Seguridad Alimentaria (SEGAL):

Campaña de Sensibilización por un buen trato y no a la violencia familiar

Sábado 26 – 9 a.m.

Plaza San Pedro

Ingreso libre

(*) Las fechas pueden estar sujetas a cambios.

Convocatorias – Noviembre y diciembre 2011

Seminario Internacional en Puno

“El Desarrollo Económico local: Avances y Perspectivas en la Macro Región Sur del Perú”

El Centro Guaman Poma de Ayala y el Programa ConectaDEL ejecutado por el Consorcio de Organizaciones Privadas de Promoción al desarrollo de la Micro Empresa- COPEME, están organizando el Seminario Internacional denominado “El Desarrollo Económico local: Avances y Perspectivas en la Macro Región Sur del Perú” con la finalidad de difundir información sobre los enfoques, experiencias y testimonios del desarrollo económico local en los últimos años en la macro región sur del Perú.

LUGAR:

CEPUR – Jr. Nicolas de Pierola Nº 847 – Juliaca

FECHA:

Viernes 2 de Diciembre del 2011.

HORA:

8:30 a 17.00 hrs.

INFORMES E INSCRIPCIONES:

Hasta el jueves 1 de diciembre del 2011:

Teléfonos: (084) 235931 / (084) 225488. Fax: (084) 225552.

E-mail: del@guamanpoma.org / Página Web: www.guamanpoma.org

Más información en nuestro blog: http://www.guamanpoma.org/blog/

Fotografía: César Alberto Venero Torres sobre “La Hora del Quechua”

Entre los comuneros de Qeros, en Paucartambo, pervive el mito del Inkarri, del retorno del Inca. Los fotógrafos Luis H. Figueroa Lozano-Álvarez y Héctor del Castillo Farfán quisieron darle sustancia al mito y en el centenario del descubrimiento científico de Machupicchu invitaron a un grupo de qeros de la comunidad de Qoluyo a recrear escenas de los tiempos idos en la ciudad sagrada. Esas imágenes  conforman una parte de esta exposición.

El mito del retorno del Inca, sin embargo, también habla de un Pachakuti, de una gran transformación del mundo que devolverá la dignidad y la prosperidad a quienes perdieron todo con el colapso de las civilizaciones  que florecían en estas tierras. Esta es una deuda pendiente de la nación peruana, que a casi doscientos años de su fundación como Estado independiente sigue manteniendo en la postración y la marginación no solo a los qeros sino a millones de herederos de las antiguas civilizaciones andinas. ¡Sobre esto habla otro grupo de imágenes de la exposición!

De Qoluyo a Machupicchu. ¡Que el mito se haga realidad!

Descarga Catálogo PDF de De Qoluyo a Machupicchu – Un viaje de retorno haciendo click acá

Exposición fotográfica: De Qoluyo a Machupicchu – Un viaje de retorno

Una actividad artística organizada por el Proyecto Perúsuyu

Octubre 2011 – Centro Histórico del Cusco – De 9:30 a.m. a 5:30 p.m.

Lunes 24 y martes 25: Plazoleta Espinar

Miércoles 26 y jueves 27: Calle Marqués

Viernes 28 y sábado 29: Plazoleta de San Pedro

Diseño: Nicolás Marreros

Descarga el cronograma de conferencias y actividades ExpoFeria2011 haciendo click acá

Luegolandia / Expoferia 2011

El parque de atracciones que te muestra ahora la ciudad y el territorio de mañana.

¡Conoce a los héroes del parque del Bicentenario!

¡Atrévete a ingresar en la Chinkana!

Asómbrate con la ciudad Lego, la única del Perú.

¡Chollywoodcito, la sala de cine exclusiva para niños!

Disfruta estas y otras atracciones en Luegolandia.

Del martes 11 al sábado 22 de octubre

Hotel Cusco (Calle Heladeros)

Ingreso libre

Afiche: Nicolás Marreros

Actividades facilitadas por el Centro Guaman Poma de Ayala (CGPA)

Setiembre 2011 (*)

Con fecha específica:
- Difusión:

La hora del quechua (Juegos y lecciones para querer más a nuestra lengua)

Todos los domingos del año

Desde las 11 a.m.  o después del desfile dominical

Al frente de la Pileta Plaza de Armas del Cusco.

Organizan: Municipalidad Provincial del Cusco y Proyecto Perúsuyu del CGPA

Ingreso libre

- Seguridad Alimentaria (SEGAL):

Sesión demostrativa y taller “Compra responsable de la alimentos”

Jueves 1 (3:30 p.m. APV El Mirador), viernes 2 (2 p.m. Comunidad de Pillao Matao), jueves 8 (3:30 p.m. APV Victoria), sábado 10 (7:30 a.m. Comunidad de Huaccoto), lunes 12 (2 p.m. Comunidad Sunco), jueves 15 (3:30 p.m. APV Huertos), martes 20 (3:30 p.m. APV Huasahuara), jueves 22 (3:30 p.m. APV Camino real), lunes 26 (3:30 p.m. APV El Pedregal) y viernes 30 (3:30 p.m. APV Luis Vallejos Santoni)

Ingreso libre

- Difusión:

II Encuentro Editorial Runasimipas qelqakunmi 2011

Del lunes 5 al sábado 10

Plazoleta Espinar

Organizan: Municipalidad Provincial del Cusco, Centro Bartolomé de las Casas, Galeria Apacheta y Proyecto Perúsuyu  del CGPA

Ingreso libre

- Difusión:

Seminario sobre política y gestión cultural

Martes 6

De 8:30 a.m. a 7 p.m.

Sala Ollantay – Teatro Municipal del Cusco

Calle Mesón de la Estrella 149

Dirigido a: funcionarios de gobiernos locales y regionales, artistas y gestores culturales del Cusco

Organizan: Municipalidad del Cusco, Red de organizaciones y gestores culturales del Cusco y el CGPA

Ingreso libre

- Escuela de Gobernabilidad:

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen Gobierno – Sede Santiago

Dirigido a: líderes de organizaciones sociales del distrito de Santiago

Martes 6 y miércoles 7

De 4 p.m. a 8 p.m.

Auditórium de la Municipalidad Distrital de Santiago

Organiza: La Gerencia de Desarrollo Social de la Municipalidad distrital de Santiago en coordinación con la Escuela de Gobernabilidad del CGPA

- Escuela de Gobernabilidad:

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen Gobierno –

Sede Quispicanchi

Dirigido a: líderes de organizaciones sociales de los distritos de  Oropesa, Lucre, Huaro, Andahuaylillas, Urcos, Quiquijana y Cusipata

Jueves 08

De 8:30 a.m. a 4:30 p.m.

Centro Cultural de Quispicanchi

Organiza: La Mancomunidad de Municipalidades de la Interoceánica Sur Quispicanchi Misqui en coordinación la Escuela de Gobernabilidad del CGPA

- Seguridad Alimentaria (SEGAL):

Taller “Estrategias metodológicas de educación para la salud”

Dirigido a: movilizadoras de Salud

Miércoles 14 y miércoles 21

3:30 p.m.

Centro Guaman Poma de Ayala

Jr. Retiro 346 – Urb. Tahuantinsuyo

- Capacitación:

II Encuentro de Organizaciones de Mujeres del Valle de Cusco

“Incidencia en Políticas Públicas con Inclusión Social”

Dirigido a: dirigentes de las Centrales de Mujeres del Cusco

Jueves 15

De 9 a.m. a 5 p.m.

Centro Guaman Poma de Ayala

Jr. Retiro 346 – Urb. Tahuantinsuyo

- Escuela de Gobernabilidad:

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen Gobierno –

Sede Valle Cusco

Dirigido a: líderes de organizaciones sociales de los distritos de Ccorca, Poroy, Santiago, Wanchaq, San Jerónimo y Saylla.

Jueves 15 y viernes 16 de setiembre

De 4 p.m. a 8 p.m.

Sala de Banderas del  Centro de Convenciones de la Municipalidad Provincial del Cusco (MPC)

Organiza: La Gerencia de Asuntos Sociales de la MPC en coordinación con la Escuela de Gobernabilidad del CGPA

- Difusión:

I Festival Arte, Cultura y Tradición

Sábado 17 (Plaza de San Sebastián)

De 9 a.m. a 1 p.m.

Ingreso libre

Organizan: Proyecto “Fortalecimiento de la Cultura Tradicional y Arte Vivo en Cusco” de la Municipalidad Provincial del Cusco, las Municipalidades Distritales de Santiago, Wanchaq, San Sebastián,  San Jerónimo y el Proyecto Perúsuyu del CGPA

Ingreso libre

- Seguridad Alimentaria (SEGAL):

Taller  “Alimentación  saludable en la infancia”

Dirigido a: movilizadoras de Salud

Viernes 16 (3:30 p.m. Puesto de Salud de Zarzuela – Salón Comunal de Zarzuela), martes 20 (3:30 p.m. Centro Guaman Poma de Ayala – Jr. Retiro 346), viernes 30 (10 a.m. Word Visión – San Sebastián  y 3:30 p.m. Puesto de Salud de Miraflores)

Ingreso libre

- Escuela de Gobernabilidad:

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen Gobierno – Sede Canchis

Dirigido a: líderes de organizaciones sociales de los distritos de Sicuani y San Pablo

Martes 20

De 8:30 a.m. a 4:30 p.m.

Centro de la Juventud del distrito de Sicuani

Organiza: La Vicaria de Sicuani, El programa de empleo para jóvenes en coordinación con la Escuela de Gobernabilidad del CGPA

- Escuela de Gobernabilidad:

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen Gobierno –

Sede Santiago

Dirigido a: líderes de organizaciones sociales del distrito de Santiago

Martes 20 y miércoles 21 de  setiembre de 2011

De 4 p.m. a 8 p.m.

Auditórium de la Municipalidad Distrital de Santiago

Organiza: La Gerencia de Desarrollo Social de la Municipalidad Distrital de Santiago en coordinación con la Escuela de Gobernabilidad del CGPA

- Escuela de Gobernabilidad:

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen Gobierno –

Sede Quispicanchi

Dirigido a: líderes de organizaciones sociales de los distritos de Oropesa, Lucre, Huaro, Andahuaylillas, Urcos, Quiquijana y Cusipata

Miércoles 21

De 8:30 a.m. a 4:30 p.m.

Centro Cultural de Quispicanchi

Organiza: La Mancomunidad de Municipalidades de la Interoceánica Sur Quispicanchi Misqui en coordinación la Escuela de Gobernabilidad con el CGPA

- Desarrollo Económico Local (DEL)

Feria del Mueble “Multimuebles Santiago”

Sábado 24 y Domingo 25

Todo el día

Local Multimuebles  de Santiago

Al Costado del Molino I – II Margen Derecha – Santiago

Ingreso libre

(*) Las fechas pueden estar sujetas a cambios.

Convocatorias – Setiembre 2011

“Gestión Participativa de los Servicios Públicos”

Si deseamos mejorar los servicios públicos, necesitamos un buen prestador, pero más aún, un buen usuario. Es por ello que la Municipalidad Provincial del Cusco, la Escuela de Gobernabilidad del Centro Guaman Poma de Ayala y la Asociación de Consumidores del Cusco presentan el sistema de capacitación denominado “Gestión Participativa de los Servicios Públicos”.

Cronograma:

Convocatoria invitación e inscripción: lunes 5 al viernes 16

Selección: lunes 19

Publicación de Seleccionados: martes 20 y miércoles 21

Inicio del primer módulo: jueves 22

Informes e inscripciones:

*Municipalidad Provincial de Cusco – Oficina  de la Gerencia de Asuntos  Sociales Av. Sol (Galerías Turísticas). Teléfono: 225915. www.municusco.gob.pe

*Centro Guaman Poma de Ayala- Escuela de Gobernabilidad

Jirón. Retiro Nº. 346. Teléfono: 235931

Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen Gobierno -

Sede Canchis”

En la perspectiva de potenciar las capacidades de los líderes de las organizaciones sociales en el conocimiento de la gestión pública local y favorecer la participación ciudadana informada como pilar del desarrollo local; la Vicaria de Solidaridad – Prelatura de Sicuani, El Programa de Empleo Juvenil y el Centro Guaman Poma de Ayala presentan el Sistema de Capacitación Ciudadana para un Buen Gobierno en la Provincia de Canchis,

Cronograma:

Convocatoria: del lunes 12 al viernes 16

Selección: sábado 17

Publicación de seleccionados: lunes 19

Inicio del primer módulo: martes 20

Informes e inscripciones:

*Vicaría de Solidaridad – Prelatura de Sicuani Jr. Hipólito Unanue Nro. 236 – 3er Piso Plaza de Armas – Sicuani. Teléfono: 351356.

*Programa de Empleo Juvenil

Jr. 2 de mayo 212 interior – Sicuani. Teléfono: 352474.

*Centro Guaman Poma de Ayala – Escuela de Gobernabilidad

Jr. Retiro 346 Urb. Tahuantinsuyo – Cusco.

Teléfono: 235931 – Email: escfm@guamanpoma.org

Más información en nuestro blog.

Diseño: Alfredo Velarde

Como parte de la Semana del Quechua se realizará el:

II Encuentro Editorial del Cusco

Runasimipas Qelqakunmi

Del lunes 5 al sábado 10 de setiembre

Plazoleta Espinar

Ingreso libre

Invitan: La Municipalidad Provincial del Cusco, Centro Bartolomé de las Casas, Galería Apacheta y el Proyecto Perúsuyu del Centro Guaman Poma de Ayala

Descarga en PDF la programación de actividades artísticas de la Semana del Quechua 2011 haciendo click acá

Escucha las versiones del spot radial haciendo click en los enlaces: 2do Encuentro Editorial del Cusco - Spot por Radio Salkantay   y  2do Encuentro Editorial del Cusco – Spot por RadioActiva

Ilustración: Arlet Vera

Diseño: Nicolás Marreros

Qosqo Municipalidad Provincialwan Perú suyu  Proyectowan kuska  mink’arikamusunkichis:

RUNASIMINCHIS  RIMAKUNANCHISPAQ

Kananpunin tiempunchis runasiminchis astawan  munakunanchispaq

Hayk’aq: Domingo p’unchawkunata 11 uras

tutamantanmantapacha

Maypi: Hawqaypata plazapi

Ñañachay, turachay, wayqechay, Panachay llapallaykichis mink’arisqa kankichis

Amapuni qonqaychu, runasimita rimasunchis, kawsayninchismanta rimasunchis.

La Municipalidad Provincial del Cusco y el Proyecto Perúsuyu, un país para tod@s organizan:

La Hora del Quechua

Un momento para querer más a nuestra lengua

Todos los domingos  desde las 11 de la mañana en la Pileta de la Plaza de Armas del Cusco.

No te la pierdas.

Spot: Omar Machicado

Foto: César Alberto Venero Torres

Actualización (30.08.11) : Mira el video de la función de “Mujeres de Anta” que se realizó en la Plaza San Francisco (Registro por Omar Machicado):

 

“Anta warmikuna” : qhawarikunapaq teatro

Sapanka warmikunan kawsayninchismanta imallatapas willakusunman

“Yuyachkani” teatromanta Débora Correa qhawarichiwasunchis

Tawa kutillatan apakunqa

Kunan agosto killa 16 martes p’unchayta, 17 miércoles p’unchayta ima.

11 uras tutamantanta  San Francisco Plazapi

4 uras tardinta San Pedro plazapi

Mink’akamusunkichis: Proyecto Perú suyu, lliwpaq hatun suyu.

“Anta warmikuna”: qhawarikunapaq teatro

¡Qampari!, ¿imaynataq kawsayniyki?

Toda mujer siempre tiene una historia que contar…

Espectáculo teatral

“Mujeres de Anta”

Con la actuación  de Débora Correa,  integrante del grupo teatral Yuyachkani de Lima.

Cuatro únicas funciones de ingreso libre:

Martes 16  y miércoles 17 de agosto

11 a.m.: Plaza San Francisco

4 p.m.: Mercado de San Pedro

Invita: Proyecto Perúsuyu, un país para todas y todos.

“Mujeres de Anta”

Y tú historia, ¿cuál es…?

Breve descripción de la actividad:

La actriz Débora Correa del grupo teatral Yuyachkani presentará un espectáculo de media hora de duración mostrando la vida de dos mujeres campesinas de la provincia de Anta. Este espectáculo fue estrenado en la Feria Internacional del Libro de Lima y fue creado, conjuntamente con los artistas Ana Correa y Fidel Melquíades del mismo grupo Yuyachkani, en base al libro de testimonios “Mujeres de Anta”.

Luego de la media hora de espectáculo, las mujeres del público serán invitadas a dibujar escenas de su vida y de la vida de sus madres y abuelas, recibiendo como incentivo un ejemplar del libro “Mujeres de Anta”.

Uso del espacio:

El espectáculo teatral se presenta en un pequeño tabladillo de 3 metros de ancho por dos metros y medio de fondo y ochenta centímetros de altura que se arma momentos antes de la presentación. El espacio escogido en la Plaza San Francisco no es una zona de tránsito y, por el contrario, es el usado habitualmente por los artistas ambulantes los días domingo.

Ilustración: Ángela Ramos

Newer Posts »
Síguenos en:
facebook
twitter
en linea:

GIRH


Proceso de Planificación del Desarrollo de los Distritos del Valle Sur del Huatanay

PLAN
Plan de Gestión Urbano Ambiental del Valle Sur de Cusco


DIAGNOSTICO
Diagnostico de Recursos Naturales del Cusco y su Área de Influencia

VISION
Aportes para una Visión de Futuro Cusco


VISION
Programa WILLAY

Categorias

Archivos

Páginas

Meta